///Barcelona dispondrá de su dominio de Internet.

Barcelona dispondrá de su dominio de Internet.

El poder de atracción de la ciudad de Barcelona es un hecho indiscutible. Barcelona vende, y mucho. Vende a los inversores que se disputan las licencias hoteleras disponibles para sus proyectos, vende a los amantes del buen tiempo que la recorren en todas las épocas del año, vende a los sibaritas por su variada y exquisita oferta gastronómica, a los forofos del deporte, a los interesados en la arquitectura (sí, Gaudí, pero también muchos otros) o a los apasionados de la historia que callejean por el antiguo barrio judío entre tumbas romanas y una catedral gótica…

¿Cómo entonces podía Barcelona, la ciudad más visitada de España y siempre a la cabeza de las listas turísticas mundiales, no disponer del dominio «.barcelona» o «.bcn«?

El dominio «.com» llegó a nuestros ordenadores hace casi 30 años y, transcurrido ese lapso de tiempo, se nos ha quedado corto.

En el marco del proceso de liberación de los dominios, en el que se ha posibilitado la existencia de terminaciones como «.eurovision» (programa televisivo) o «.mango» (la marca de moda), no son pocas las ciudades que han sabido ver la importancia de los denominados geodominios (tales como «.london» o «.nyc», pasando por «.yokohama» o incluso «.persiangulf») a la hora de posicionar e identificar una página web entre las millones que se consultan a diario por los usuarios.

En 2014, la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (ICANN) aprobó la existencia del dominio del que el Ayuntamiento de la ciudad es el propietario. Habiendo el Consistorio reservado para sí algunos nombres geográficos, genéricos y de servicios públicos, el pasado 12 de enero de 2016 puso el atractivo dominio a disposición de negocios, entidades y particulares que quieran asociar su página web, su dirección de correo o su intranet a la Ciudad Condal, entrando en funcionamiento a partir del 21 de marzo de este año.

No obstante, a diferencia de lo que ocurre con otros dominios como «.org» o «.com», su registro no es automático. En efecto, constituye un requisito que los contenidos para los que se pretenda el dominio estén relacionados con la capital catalana, tanto en el momento de la solicitud como durante toda la vida del nombre de dominio en cuestión, siendo el objetivo convertirse en un referente en múltiples sectores como el cultural, el turístico, el comercial o el educativo.

La Fundación puntCAT, que gestiona desde hace años el dominio «.cat» (para el que se temía un aluvión de demandas relacionadas con temática de gatos -cat es su traducción al inglés- y cuyos contenidos, en ese caso, deben relacionarse necesariamente con Cataluña y ser obligatoriamente en catalán), ha sido la adjudicataria por concurso público de la gestión del dominio barcelonés y verificará que las solicitudes cumplan las condiciones previstas trabajando directamente con las empresas registradoras que lo ofrecen.

I.- Primera fase.

Hasta el 15 de marzo de 2016 se establece un periodo de reserva o «fase de lanzamiento», en el que el dominio se ofrece a un precio, de entre 100 y 200 €, dependiendo de la empresa registradora, coste bastante más elevado que el habitual.

Durante esta etapa previa a la apertura general, se revisan y clasifican individualmente cada una de las peticiones asignándose un orden de categorías de mayor a menor prioridad.

Prioridad I.- Corresponde a solicitudes de nombres de dominio coincidentes con marcas previamente validadas por el Trademark Clearinghouse [1] (marcas en el TMCH);

Prioridad II.- Categoría reservada a Administraciones Públicas de la provincia de Barcelona (incluyendo los propios nombres de las mismas o de servicios públicos, nombres geográficos e hitos locales sobre los que dichas administraciones tengan control (ej. festividades);

Prioridad III.- En ella entran las marcas y denominaciones de origen local: marcas españolas, comunitarias, internacionales con efectos en España (no validadas por el Trademark Clearinghouse, en cuyo caso se incluirían en el primer grupo), así como denominaciones de origen reconocidas por la normativa internacional, catalana o española;

Prioridad IV.- Se clasifican aquí los nombres de entidades locales (corporativos, comerciales, nombres registrados incluyendo variaciones o abreviaturas de entidades legales entre otros, entidades sin ánimo de lucro o empresas) con sede legal en Barcelona o que desarrollen su actividad en dicha ciudad;

Prioridad V.- Constituye un cajón de sastre en el que se incluyen los nombres no subsumidos en ninguna de las categorías anteriores, es decir, sin derechos preexistentes, tratándose mayoritariamente de nombres genéricos. En este caso, los solicitantes obtendrán su dominio únicamente si no entra en conflicto con nombres registrables conforme a las categorías anteriores.

A través de las diferentes empresas acreditadas, estas primeras peticiones entrarán en el registro de manera simultánea y se asignarán a partir del 15 de marzo, según su rango de prioridad y en bloque, es decir, se aceptarán, rechazaran o resolverán las peticiones de cada bloque antes de asignar cualquier nombre dentro de la categoría siguiente, de inferior rango. Posteriormente, se dispondrá de un periodo de cinco días para solucionar los casos conflictivos (ej. un mismo nombre de dominio dentro de la misma categoría).

II.- Segunda fase.

El 21 de marzo de 2016 se iniciará el registro abierto, cuyo precio oscilará los 30 € anuales y, como en la mayoría de extensiones de Internet, aplicará aquí el principio «first come, first served», es decir, se otorgará el dominio que se encuentre libre según el orden de petición (de ahí que algunos operadores prefieran entrar en la Prioridad V, aunque resulte más caro, a esperar a la apertura de esta segunda etapa).

La nueva extensión constituye una oportunidad para que las empresas y otros agentes mejoren su identificación con la ciudad y la correcta difusión de su información, relacionando su actividad con la zona en la que se encuentran u operan los requirentes.

Claudia Ambrós Biern

Abogada

www.mbabogados.eu


[1] Trademark Clearinghouse (TMCH) es la única base de datos global de marcas registradas autorizada por ICANN, cuyo objetivo es reforzar la protección de las marcas de cara al lanzamiento de los nuevos dominios.  Si la marca está inscrita en la base de datos de la TMCH, el propietario de la misma gozará de prioridad en el registro de dominios que hagan referencia a su marca durante el periodo «Sunrise» de los nuevos dominios. El periodo «Sunrise» es aquel en el que únicamente pueden solicitar su dominio los propietarios de marcas registradas en el Trademark Clearing House (TMCH), generalmente de una duración de 30 días.

[/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

Deje su comentario